La venta de casas previamente ocupadas logró en enero el mayor incremento desde mayo de 2010, reforzando las señales de recuperación del mercado inmobiliario.

El incremento fue de 4,3%, alcanzando una tasa de 4.57 millones de casas al año. Si bien es positivo, el dato no cumplió con las expectativas de los analistas, que anticipaban un alza de 4.66 millones.

El dato sí superó al de diciembre del 2011, mes en que se vendieron 4.38 millones de propiedades.