La economía estadounidense sigue dando señales claras de recuperación. Las solicitudes de subsidio por desempleo de la última semana fueron el dato más bajo de los últimos cuatro años, reflejando la mayor confianza de los consumidores en la economía y la reactivación del mercado laboral.

En la semana finalizada el 18 de febrero el número de estadounidenses que aplicó a dicho subsidio se ubicó en 351 mil, el dato más bajo desde Marzo de 2008, según datos del Departamento Laboral.