El precio del barril de petróleo, medido por la referencia de Texas, ha subido 15% en febrero, y un 9.9% en el año, debido a que las tensiones entre Irán y la Unión Europea han dado pie a que los especuladores y grandes fondos de cobertura aumenten sus apuestas sobre la dirección alcista del precio del crudo.

El precio de este importante insumo de la producción superó los $109 por barril por primera vez en un año durante la semana pasada, luego de darse a conocer un informe de Naciones Unidos sobre el avance en los programas nucleares de Irán.

La Unión Europea, que durante el primer semestre del 2011 compró el 18% de la producción iraní de crudo, dejará de hacerlo a partir del 2 de julio si Irán no desiste de su programa nuclear.

¿Qué pasará entonces?

La apuesta de los analistas gira entorno a un encarecimiento en los costos del combustible durante la segunda mitad del año, y por eso han subido los precios de los futuros del petróleo.

Hoy los precios daban un respiro a los mercados internacionales, pues la negativa del grupo G-20 en cuanto a fortalecer los recursos del Fondo Monetario  Internacional en ausencia de ciertos compromisos por parte de los europeos, ha sido tomada como una señal de que las tensiones financieras y el bajo crecimiento continuaran reinando sobre la zona euro.

Hoy el precio del barril de crudo se mantenía en el nivel de $106.8