Los líderes políticos de Francia y Alemania se reunirán el 9 de enero en Berlín para continuar con los planes para encontrar una solución a la crisis de deuda que afecta a la región.