La agencia calificadora Fitch Ratings está considerando reducir las calificaciones de deuda soberana de algunas naciones europeas, en vista de que los montos de deuda siguen creciendo y aún no existen planes para controlar el problema.

Italia y España están en la lista de Fitch, y según el director de deuda soberana de la institución, David Riley, estos países, sumados a Bélgica, Irlanda, Eslovenia y Chipre podrían experimentar reducciones incluso de dos niveles.