Los índices accionarios de las principales bolsas de valores del viejo continente cerraron su primera jornada del año en terreno positivo, luego de cerrar el 2011 con importantes pérdidas.