Las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos bajaron por tercera semana consecutiva, a su menor nivel desde abril, según cifras publicadas este jueves por el departamento de Trabajo.

En datos corregidos por variaciones estacionales, se presentaron 388.000 demandas de beneficios en la semana del 6 al 12 de noviembre, contra 393.000 (cifra revisada) la semana anterior.

Luego de la sorpresa positiva la semana previa, los analistas esperaban un incremento a 398.000 solicitudes.

A pesar de estos datos, el ritmo de creación de empleos sigue siendo demasiado lento para hacer bajar significativamente la tasa de desempleo, que se ubicó en 9% en octubre.