A pesar de los ajustes que el gobierno ha realizado en las finanzas públicas de Grecia, el déficit presupuestario en lo qeu va del año creció un 15% más que en el mismo periodo del 2010, según dieron a conocer las autoridades griegas.

La endeudada Grecia trata de cumplir los objetivos fiscales impuestos por las instituciones internacionales (Unión Europea y Fondo Monetario Internacional) que han otorgado al país un programa de créditos para evitar que entre en suspensión de pagos.

Ayer, la UE y el FMI dijeron que Grecia no alcanzaría sus previsiones de déficit fiscal este año, pero que podría lograrlo en 2012 si actúa de manera contundente. Pese a ello, la ‘troika’ se mostró favorable a conceder el siguiente tramo de ayuda al país heleno, de 8.000 millones de euros.