Las malas noticias provenientes del mercado laboral en Estados Unidos deprimieron a los principales índices accionarios, Dow Jones, S&P 500 y el tecnológico Nasdaq, que caían 0,95%, 1,14% y 1,01%, respectivamente.