Los pedidos por órdenes duraderas cayeron 2.1% en junio, la segunda baja en 3 meses.  La caída se relaciona por una débil demanda por vehículos y aviones, pues hubo mejoras en inventarios y embarcaciones durante junio.