En el primer trimestre del año el PIB creció 2,7% respecto al mismo periodo del 2010, impulsado por el crecimiento de las importaciones, que aumentaron 17%, y el consumo final de los hogares, que se incrementó un 4,7%. Las exportaciones de bienes cayeron 1,5% entre los mismos periodos señalados.