Por primera vez en tres días la moneda de la zona Euro perdió valor frente al dólar, debido a las preocupaciones en torno a las medidas que consideran tomar los gobiernos europeos para resolver la crisis de deuda que afecta a países como Grecia y Portugal.