El mercado accionario estadounidense sucumbió ante la perspectiva negativa asignada a la deuda soberana de Estados Unidos por parte de la prestigiosa agencia calificadora Standard & Poor´s (S&P).  Esta acción significa que Estados Unidos podría perder su referencia como la deuda más segura del mundo de no re direccionar sus finanzas públicas. 

S&P lanzó lo que se considera como una advertencia, afirmando que de no tomarse medidas concretas para reducir el déficit presupuestario y la deuda nacional hacia el 2013, el perfil fiscal de Estados Unidos no será consistente con un calificación “AAA”.

La agencia Moody´s señaló que bajo su perspectiva, los debates sobre el presupuesto de Estados Unidos, actualmente en discusión, marchan por buen camino. Disipando con esto los temores de que esta agencia secundara la opinión de S&P.

Los precios de los bonos del Tesoro cayeron ante el anuncio, sin embargo, a lo largo del día terminaron subiendo, pues a pesar de ser cuestionada su calidad, existe más incertidumbre respecto a Europa, en la medida que un default por parte de Grecia suena más en los mercados.

El bono de 2 años de Grecia se cotizaba hoy con una rentabilidad del 20%, mientras que los seguros para protegerse de un cese de pagos por parte del Gobierno de Grecia subieron a 1.297. Los inversionistas consideran que existe un 66% de probabilidades de una restructuración de la deuda de ese país.  Los seguros para protegerse contra un cese de pagos de Estados Unidos alcanzaron hoy 48.5.