La esperada reunión de mercado abierto de la Reserva Federal (FED) arrojó poca luz sobre las consecuencias que podría tener sobre el mercado de bonos el fin del programa de compras de la FED, conocido como alivio cuantitativo II, en junio.

En su primera conferencia de prensa al final de la reunión, Ben Bernanke, presidente de la FED, sostuvo que habrá poco impacto en el mercado financiero y la economía cuando termine el programa de compras de $600 billones.

Sin embargo, a los inversionistas les cuesta creer que una vez que desaparezca la importante demanda que significan las compras de la FED, los precios de los bonos se mantengan en el nivel actual, y muchos analistas coinciden en que actualmente los rendimientos de los bonos de EE.UU. son demasiado bajos como para despertar el interés de los inversionistas privados, y por tanto subirán en el segundo semestre.

La Reserva Federal permanece comprometida con enfocar su política monetaria a favor de la recuperación económica y al crecimiento del empleo, mostrándose menos preocupada por la inflación.

Respecto a la inflación, la FED mantiene su visión de que los más altos precios de la energía y la mayoría de los commodities tendrán un efecto transitorio sobre el nivel de precios, por lo tanto, no modificarán la política monetaria para contener el crecimiento de los precios, que todavía juzgan sano.

Según la última encuesta de la Universidad de Michigan, los consumidores esperan una inflación de 4,6% para el próximo año y de 2,9% para los próximos 5 años. Evidencia de que, como opina la FED, las expectativas inflacionarias de largo plazo permanecen ancladas.

La debilidad del mercado inmobiliario y el alto desempleo son dos factores que garantizan que la FED encontrará la forma de mantener bajas las tasas de interés a pesar de la expiración del programa.

Los comentarios de Bernanke acentuaron la caída de los precios de los bonos, elevando los rendimientos de los mismos, mientras que las acciones respondieron positivamente y el ganador de la sesión fue el oro, que alcanzó un nuevo máximo histórico de $1,529.97.