El barril del petróleo crudo liviano superó los $111 en la jornada del viernes, en medio de un mercado accionario que tiende a la baja, impulsado por la incertidumbre en torno a las dificultades que enfrenta la aprobación de un paquete fiscal en el Congreso estadounidense.