La última encuesta de expectativas inflacionarias del Banco Central de Costa Rica (BCCR) muestra una inflación esperada de 7,2%, que ha avanzado desde el 6,5% que esperaban los ticos en diciembre.

Si bien el precio más alto de la gasolina y las materias primas son la principal causa del incremento en las expectativas inflacionarias, el déficit del gobierno y las compras de dólares del BCCR también están entran en la ecuación.

Esta semana el BCCR se vio obligado a comprar más de $60 millones ofrecidos en el mercado mayorista MONEX a ¢500 por cada dólar. Durante el año las compras del BCCR ascienden a $293 millones, lo que ha presionado el crecimiento de la oferta monetaria (billetes y monedas en circulación en la economía). Esta mantuvo un crecimiento promedio de 10% durante el 2010, mientras que en los últimos doce meses, medidos a marzo, ha crecido 21,8%.

La liquidez en moneda nacional aumentó en el 2010 a una tasa promedio de 9,2%, mientras que en el primer trimestre de este año ha crecido en promedio a 18,9% a causa de la inyección de colones que implica la necesidad permanente de comprar dólares. El crecimiento de la liquidez observado en este trimestre duplica la proyección del Plan Macroeconómico de crecimiento para este rubro, de 9,3%.

Mientras que el exceso de dólares en la economía nacional crea una escasez relativa de colones, es el incentivo a colonizarse lo que realmente aprecia a la moneda nacional frente al dólar. El mismo surge ante históricamente bajas tasas de interés en dólares y un proceso real de colonización de la economía que se presenta como respuesta a la transición del esquema cambiario.