Los bonos del Tesoro de EE.UU volvieron a tener una jornada difícil el día de hoy. Los precios se ajustaron a niveles mínimos de los últimos noventa días. ¿Será la movida de hoy resultado de mejores datos económicos?

Efectivamente, los reportes sobre la salud económica en EE.UU. siguen reafirmando que se ha salido de una posible segunda recesión. Sin embargo, hay un factor de mercado importante que incidió en los precios hoy. La subasta de bonos ajustados por inflación (TIPS) a 10 años resultó con demanda débil y se asignó a un rendimiento real del 1,17%. Esto implica que el mercado espera una inflación de 2,27% en promedio, lo cual ya está dentro del nivel de inflación tolerable por la Reserva Federal. Recientemente el Banco de la Reserva Federal de Cleveland, a través de su encuesta mensual de expectativas de inflación, anunció que la inflación esperada es de 1,8% según el reporte de Diciembre. Las expectativas de inflación se traducen en mayores niveles de inflación actual y son una de las fuentes que provocan un aumento general en el nivel de precios. He allí la importancia de darles seguimiento. Adicionalmente, un aumento de tasas a largo plazo en dólares provocaría una disminución en el valor de los portafolios concentrados en bonos, principalmente aquellos que tienen inversiones con vencimiento a 10 años o más. Por último, el pitazo inicial de reuniones de la FED este año es el próximo miércoles. Con estos niveles de expectativas de inflación será interesante observar si la FED reconoce algún incremento reciente. No se despegue del blog. Lo mantendremos informado.