Ante un sentimiento de toma de riesgos a nivel internacional y de mayor confianza en la economía de Estados Unidos, los precios de los bonos del Tesoro de este país, considerados refugio en tiempos de crisis, han descendido paulatinamente.

Consecuencia de los mayores rendimientos, los títulos de Latinoamérica y Costa Rica  también se han ajustado. El precio del bono de deuda externa de Costa Rica que vence en 2020 (Bde20) ha caído desde 137,75 a niveles de 136. En este escenario, es válido cuestionarse si el precio debe ajustarse aún más, o lo que es lo mismo, vale preguntarse, ¿está caro el Bde20? La respuesta parece ser que no, especialmente si consideramos el rendimiento de sus similares a nivel internacional.

El título de deuda de Colombia al mismo plazo ofrece un rendimiento de 4,59%, el de Panamá, 4,25%, y Costa Rica, a niveles de 136, ofrece un rendimiento de 5,16%. Las diferencias en rendimiento son razonables considerando que las calificaciones crediticias difieren de un país a otro. Mientras Panamá es grado de inversión según las tres calificadoras más importantes, Colombia y Costa Rica solo lo son de acuerdo a una.

En cuanto a su relación con Estados Unidos, el premio que Costa Rica paga por ser una inversión más riesgosa se mantiene cercano a la nueva referencia desde que Costa Rica es grado de inversión, revelando que mucho del ajuste por los más recientes movimientos en los rendimientos de EE.UU. ya se ha dado, por lo que actualmente no se percibe su precio como caro. Sin embargo, hay que tener cautela y seguir la evolución de los mercados internacionales constantemente.