La calificadora Moody´s alimentó la aversión al riesgo en Europa, provocando una venta masiva de títulos de deuda de los países de la periferia de la zona euro, cuyos desbalances fiscales le han costado caro a Europa, tanto a nivel financiero como social. Los rendimientos de Irlanda, España, Portugal e Italia aumentaron en varios puntos porcentuales, reflejando la desconfianza que estos papeles le generan a los grandes inversionistas.

Moody´s cuestionó la calificación de 30 bancos de España,  así como la calificación de deuda de Portugal.  Sobre este país citó el bajo crecimiento, las amenazas a la solvencia fiscal, el acceso más difícil a los mercados de capitales y la responsabilidad fiscal por ayudar al sector bancario como principales elementos que provocarían una rebaja en la calificación de su deuda.

Además, la calificadora Fitch Ratings anunció una posible revisión hasta el grado “basura” de la deuda de largo plazo de Grecia.

Sin embargo, la noticia no descontinuó el rally en los mercados accionarios, donde los precios de las acciones continúan subiendo, tanto en Estados Unidos como en Europa, ante la perspectiva de mejores ganancias para las empresas.

El índice accionario Standard & Poor´s sumó 7 puntos más en la jornada de hoy, borrando las pérdidas vividas tras la quiebra de Lehman Brothers.

Importantes firmas de analistas e inversionistas están otorgando un mayor crecimiento a la economía de Estados Unidos para el 2010,  aumentando las probabilidades de un escenario donde las empresas puedan tener mejores ganancias y ello se está traduciendo en una mayor confianza entre los inversionistas, que se animan a tomar posiciones en renta variable y aumentan su precio.