El hecho más relevante de la semana proviene de Suramérica, donde la brasileña petrolera PETROBRAS colocó $70.000 millones en acciones preferentes y comunes, convirtiéndose en la mayor colocación de acciones en la historia. Es casi tres veces más grande que la realizada por el Banco Agrícola de China este año, de $22.000 millones y casi el doble de la japonesa de telecomunicaciones NTT de $36.800 millones en 1987.

Los fondos se utilizarán en la que será la explotación más grande de la historia, en  un área que contiene cerca de 50.000 millones de barriles crudo de alta calidad, pero a 7km bajo el nivel del mar.

La demanda vino de todas partes del mundo, del fondo de riqueza de Brasil, de operadoras, fondos mutuos y soberanos, desde Estados Unidos hasta Oriente Medio, marcando historia en el creciente mercado financiero brasileño, donde su índice accionario BOVESPA se ha convertido en el segundo índice mundial por valor de mercado.

Previo a la colocación de Petrobras, el Presidente de Brasil, Lula da Silva, habría autorizado la creación de un fondo de riqueza para contrarrestar la apreciación del real brasileño, que desde enero de 2009 a la fecha se ha apreciado un 35,29%. Dicha decisión, que se une a los esfuerzos del Banco Central, fue tomada anticipando una mayor entrada de dólares al país, que ha mostrado una clara tendencia al alza desde hace varios meses.