En agosto la producción industrial en China creció  13.9% respecto al mismo mes del año anterior, el incremento en los últimos tres meses.

Por su parte, las ventas minoristas y los préstamos al sector privado alcanzaron las estimaciones de los analistas, reflejando que la economía del gigante asiático está volviendo a acelerarse, después de un segundo trimestre de crecimiento moderado.