El Banco Central de Costa Rica (BCCR) ha continuado un proceso de reducciones en sus tasas de interés de captación del Central Directo. Entre enero y agosto las tasas de captación en el plazo de los 0 a 269 días permanecieron intactas, mientras que las de plazos de 270 a 1800 días sí sufrieron variaciones al alza.

Desde agosto el BCCR ha disminuido las tasas para todos los plazos. Esta semana fue el turno de las tasas para plazos de 180 a 1800 días, pasando la de más largo plazo de 9,30% a 9,05%.

Estas reducciones son consistentes con la disminución en la tasa de política monetaria, que pasó de 9% a 7,5%. Con estas acciones la tasa de interés real se reduce,  considerando el actual escenario de baja inflación, tanto realizada como esperada.

Las menores tasas de interés y la posibilidad de una política monetaria expansiva no serían causas de una mayor inflación, considerando que el aumento en la liquidez ha sido moderado. La liquidez total del sistema monetario creció 1,45% en agosto en términos interanuales, y el saldo es similar al existente en septiembre del 2009.

Indistintamente a las menores tasas de interés del sistema bancario, en los mercados de liquidez se aprecia una enorme necesidad por colones, elevando la tasa de interés del mercado de liquidez hasta un 17% por obtener fondos a un día.

A nivel nacional, se observan varios factores que explican la mayor demanda por colones. El primero corresponde a un incremento en las necesidades de colones que se presentó hacia los últimos meses del año.

La segunda razón correspondería a un factor de orden más estructural que representa una preferencia por diversificar portafolios por moneda, colonizando tanto activos como pasivos. Esta preferencia de los individuos, observable en los datos de riqueza del sector privado y en la mayor demanda por créditos en colones que en dólares, también aumenta la necesidad por moneda local entre los participantes del sistema bancario.