Los principales indices accionarios de la bolsa de Nueva York mostraban una tendencia a la baja a mediodía del martes. Los resultados peores a los esperados reportados por algunas empresas decepcionaron a los inversionistas e impulsaron la caída.