El gobierno de Japón ha anunciado que trabajará con el Banco Central para evitar mayores apreciaciones en el valor del yen, que llegó esta semana a un máximo de 15 años respecto al dólar. Mientras, continúan acumulándose los meses deflacionarios, a julio ya suman 17 meses de disminuciones en el índice de precios al consumidor.