El Ministerio de Hacienda realizó una primera colocación de su nueva emisión con vencimiento al 24 de junio del 2015. La misma fue comprada con descuento por parte del mercado mediante subasta, donde el Gobierno logró captar ¢32.421 millones.

El rendimiento promedio de la colocación fue de 9,9% y se recibieron ofertas por hasta 64.775 millones de facial. El 50% de la asignación fue comprada por dos puestos de bolsa del Estado  y el resto fue distribuido entre otros 7 participantes.