Las ventas de las casas existentes bajaron 27,2% entre junio y julio. Entre mayo y junio la caída solo había sido de 7,1%. Esta noticia llevó al rendimiento del bono de 2 años a un mínimo histórico de 0,454% y al de 10 años por debajo de 2,5%.