Las tasas de interés fueron las protagonistas en el mercado local esta semana.

El miércoles la tasa básica pasiva bajó a 8%, después de haberse mantenido en 8,25% durante dos semanas, y la tasa de política monetaria del Banco Central de Costa Rica, se redujo a 7,5%.

Lo que explicó la disminución de la tasa básica fue una baja en la tasa promedio de captación entre 150 y 210 días en las tasa de los bancos públicos principalmente. El promedio de captación para estos plazos estaba en 7,71% y ha pasado a 7,37%.  Por el tamaño de sus captaciones, los bancos públicos explican un 72% del cálculo.

Por otra parte, la tasa de política monetaria (TPM) del Banco Central de Costa Rica (BCCR) bajó de 9% a 7,5%.  Con esta decisión, el BBCR se propone reducir la diferencia existente entre las tasas de interés en colones y en dólares, e incidir de esta forma sobre el tipo de cambio.

Dos factores hacen posible la baja en la TPM. Uno es el tipo de cambio cotizándose muy cerca de la banda de intervención inferior de ¢500, y el segundo factor es una inflación convergiendo al rango establecido por el Banco Central, de 4% a 6%.

En teoría, una menor TPM debería incidir sustancialmente en el nivel de tasas de la economía y a su vez en el valor del colón, pues con menores tasas de interés se reduce el incentivo por vender divisas para invertirlas en colones.  Además, las reducciones en las tasas de Central Directo, anunciadas también esta semana, desincentivan la captación de colones por este medio y debería aumentar, en algún grado, la liquidez en los entes que lo utilizan.

Con una inflación deprimida como consecuencia de múltiples factores a nivel nacional e internacional, una baja en las tasas de interés no debería incidir en el crecimiento del nivel de precios en el corto plazo.

Es importante destacar también que la actividad económica nacional ha dado múltiples señales de debilitamiento y que elementos de una política monetaria expansiva se hacen más necesarios. Un ambiente de menores tasas de interés y mayor liquidez en colones propician un estímulo adicional al crecimiento económico.