Este lunes se dieron a conocer los datos de inflación de marzo, los cuales mostraron una variación, año a año, del 3,05%. Hace solo 6 meses este indicador estaba por encima del rango meta del Banco Central (3% a 5%), sin embargo, ahora todo apunta a que en el corto plazo la inflación caerá, temporalmente, por debajo del límite inferior.

Las principales razones de esta desaceleración son la caída en los precios de los combustibles, y otras materias primas, así como la estabilidad en el tipo de cambio.

La caída en los precios de las materias primas, principalmente del petróleo, están desacelerando la inflación en la mayoría de naciones del mundo; en los países desarrollados, por ejemplo, ninguno está cerca de su meta inflacionaria.

Según el índice de precios de materias primas de la revista The Economist, las materias primas alimenticias estaban cayendo en marzo un 21,4%, en términos interanuales, mientras que las industriales eran 23% más baratas. Esto sin tomar en cuenta el petróleo, cuyo barril cuesta ahora la mitad de lo que costaba en marzo del 2014.

La coyuntura internacional se aprecia en los datos presentados este lunes, donde el subgrupo de Transporte presenta una variación del -5%, algo de gran importancia debido a que este grupo es el segundo con mayor peso dentro del cálculo del índice general. De igual forma los transables, es decir, los bienes que se pueden intercambiar entre países, registran una variación negativa de 1,1%.

Pese a lo anterior, las expectativas, aunque presentan una tendencia a la baja, aún se mantienen por encima del rango meta del Banco Central de Costa Rica (BCCR), lo que puede obedecer a que los agentes económicos consideran que la reducción es temporal.

No obstante, existen muchas razones para creer que la inflación seguirá moderándose, en primer lugar, estudios del Central, muestran que movimientos en los precios de los combustibles o en el tipo de cambio tienen un impacto sobre varios meses, por lo que los efectos se seguirán observando. Adicionalmente, los precios al productor de manufactura se están desacelerando, índice que funciona como un indicador adelantado de la inflación general al analizar una etapa intermedia de los bienes.

Por su parte, los determinantes internos de la inflación muestran una historia similar, el crecimiento económico sigue siendo modesto, y por debajo del potencial, por lo que no se aprecian presiones de ese tipo y los agregados tampoco están creciendo a tasas altas, esto último también ha sido señalado por el Banco Central.

De esta forma, y a menos de que se dé un repunte inesperado, la variación interanual de la inflación caería pronto por debajo del 3%, aunque será algo temporal.