Los bonos soberanos de Brasil denominados en reales han presentado una apreciación significativa respecto a la deuda internacional de este mismo país. Esto se debe a que ante la crisis europea, algunos traders brasileños han comenzado a apostar que las tasas locales subirán en el corto plazo.